Cooperación Sur y Sur y Triangular

El Fondo de Promoción del Desarrollo (FONPRODE) se configura como uno de los principales instrumentos financieros de la Cooperación Española, administrado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

El Fondo para la Promoción del Desarrollo, FONPRODE, entró en vigor en 2011, culminando la reforma del Fondo de Ayuda al Desarrollo (FAD) y absorbiendo el Fondo para la Concesión de Microcréditos (FCM), lo que supuso un avance fundamental en la política española de cooperación internacional para el desarrollo. El lanzamiento del FONPRODE proporcionó

En el momento actual, existe amplio acuerdo en considerar la Cooperación Sur Sur y Triangular (CT) como una modalidad de Cooperación que refleja los

cambios operados en el sistema internacional en las últimas décadas, en el que se ha ampliado considerablemente el número de países con influencia y capacidad de acción para promover desarrollo a nivel global.

El sistema de cooperación en general y la Cooperación Española en particular, no han sido ajenos a estas transformaciones. El sistema de ayuda tradicional en el que existía un grupo limitado de donantes y un amplio número de receptores, nítidamente diferenciados entre sí, ha sido sustituido por un escenario que busca cómo articular una Alianza Global para el Desarrollo con múltiples actores que comparten ciertos objetivos, aunque tengan diferentes responsabilidades y capacidades para su consecución.  Los Foros de Alto Nivel de Accra, Busan y Addis Abeba han situado como actores imprescindibles de desarrollo, y junto a los donantes tradicionales del CAD, a los gobiernos de los países en desarrollo, la Sociedad Civil y el sector privado.

Los indicadores socioeconómicos en América Latina dan lugar a una estructura en la que conviven países de renta media-alta, o incluso, alta, con países de renta media-baja. De acuerdo con ello, los países de renta media-alta han ido progresivamente asumiendo su responsabilidad para la mejora de las condiciones socioeconómicas de la región, convirtiéndose a su vez en actores de políticas de cooperación para el desarrollo. La Cooperación Sur-Sur y Triangular se configura, así como la modalidad ideal para dar respuesta a esta necesidad de mayor articulación entre todos los actores para lograr una cooperación para el desarrollo más eficaz y más acorde con la realidad del continente. Ante esta situación, España ha reflexionado acerca de cómo perfeccionar y diversificar sus instrumentos de cooperación al desarrollo, repensando sus estrategias.

La definición de CT adoptada por España es la consensuada  entre todos los países iberoamericanos en el ámbito del Programa Iberoamericano de Fortalecimiento de la Cooperación Sur-Sur PIFCSS  (Buenos Aires, marzo 2013) y es la siguiente:

“Modalidad de Cooperación Sur-Sur en la que participan un conjunto de actores que, pudiendo todos ellos realizar distintos tipos de aportes (técnicos, financieros u otros) se reparten el ejercicio de tres roles: El de los así denominados Primer Oferente y Receptor (uno o varios países en desarrollo en cada caso), y el de Segundo Oferente (país en desarrollo, país desarrollado, organismos regional o multilateral o alguna asociación de ellos). El rasgo diferencial de la CT está determinado por el rol del Primer Oferente, quien actúa como principal responsable del fortalecimiento de capacidades”.

Cabe resaltar por último que el gran avance que la Cooperación Sur-Sur y Triangular ha tenido en América Latina es un indicador del compromiso político de la región con esta modalidad. Este compromiso está permitiendo que países de diferente desarrollo trabajen conjuntamente, en un plano horizontal, para la mejora de las condiciones de desarrollo de la región y sus países.

De acuerdo con estos planteamientos, se asume que  la CT constituye una modalidad diferente y complementaria a la cooperación tradicional, que sitúa a los socios en condiciones de igualdad en la negociación y ejecución de los proyectos.  La CT permite afianzar alianzas entre países de la región y establecer acuerdos entre donantes tradicionales y países que están ya en condiciones de ofrecer cooperación. También favorece la apropiación pues genera confianza y se basa en principios de horizontalidad, reciprocidad e integración.

una herramienta financiera acorde con los requisitos de eficacia, coherencia y transparencia que impone la gestión de la ayuda al desarrollo.

El objetivo primordial del fondo es la erradicación de la pobreza, la reducción de las desigualdades e inequidades sociales entre personas y comunidades, la igualdad de género, la defensa de los derechos humanos y la promoción del desarrollo humano y sostenible en los países empobrecidos. Con este fin, el FONPRODE puede, básicamente, financiar proyectos y programas de desarrollo mediante créditos a Estados no ligados en términos concesionales,hacer aportaciones a fondos y vehículos de inversión privados en sectores prioritarios para la Cooperación Española; conceder créditos a Instituciones Financieras Locales para la financiación de programas de micro finanzas destinados a la inclusión financiera.

El Fondo, con una dotación presupuestaria anual a cargo de los Presupuestos Generales del Estado, está adscrito a la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación. La AECID es la encargada de la administración del fondo, a través de la Oficina del FONPRODE.

La actividad reembolsable del fondo se rige por el Código de Financiación Responsable, que establece las medidas para garantizar la coherencia de las operaciones financiadas con cargo al Fondo, dentro de los marcos de planificación de la política de cooperación al desarrollo y los estándares internacionalmente aceptados.

LA COOPERACIÓN FINANCIERA CON PANAMÁ

  1. Finanzas inclusivas

La Cooperación Española ha apostado en los últimos años por el fortalecimiento institucional del sector con el fin de incrementar el acceso de los microempresarios a la financiación especialmente para la ampliación de los servicios financieros a las zonas rurales más desatendidas. Para ello, ha puesto en marcha algunas operaciones:

El 26 de diciembre de 2014, el Consejo de Ministros aprobó la concesión de un préstamo a Soluciones de Microfinanzas, S.A. (Microserfin), por tres millones de dólares con cargo al FONPRODE.

El objetivo de esta operación es mejorar la situación de los microempresarios panameños impulsando el desarrollo productivo y aumentando la inclusión social de clientes provenientes de la Base de la Pirámide. Se espera generar más de 4.600 empleos con esta operación.

Esta operación retoma el camino iniciado con esa misma entidad unos años antes, en el marco de las actuaciones del extinto Fondo para la Concesión de Microcréditos (en adelante, FCM), que suscribió un préstamo, en noviembre de 2001 con la Corporación Crediticia Fundes S.A., en la actualidad Microserfin, por un importe de 2,7 millones de dólares. El objetivo fue el de facilitar la consolidación de la incipiente industria micro financiera existente en el país y potenciar su desarrollo en las áreas más desatendidas en el país, es decir, las situadas fuera del tránsito del Canal.

  1. Créditos Estado a Estado

Uno de los instrumentos con mayor potencialidad del FONPRODE es la concesión de créditos con garantía soberana al sector público de los países socios de la Cooperación Española, con carácter concesional y a largo plazo, para la financiación de proyectos de desarrollo.

Por ello, la AECID en Panamá está desarrollando una línea diagnóstica con miras a impulsar una línea de financiación de proyectos estratégicos de inversión pública, de tamaño medio, que sean priorizados por las autoridades panameñas.

El Plan Estratégico de Gobierno es el documento donde se enmarcan las prioridades gubernamentales y, por tanto, el marco general para la identificación concreta de operaciones de préstamo para apoyar la inversión pública.

En este contexto, el FONPRODE está llevando a cabo los trámites oportunos para la concesión de un crédito a Panamá por importe de 50 millones de dólares para la cofinanciación del Programa de Saneamiento de los distritos de Arraiján y La Chorrera, junto con otros cofinanciadores, con el fin de contribuir a la financiación de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Caimito.

Para mayor información sobre FONPRODE y las operaciones vivas: http://www.aecid.es/ES/la-aecid/fonprode

Para más detalles sobre el Programa puedes consultar la página del programa de saneamiento de la Bahía de Panamá en el siguiente link:

http://saneamientodepanama.gob.pa/descripcion-del-saneamiento-de-panama-oeste/

O bien la sección Agua Potable y Saneamiento en Líneas de Actuación en esta misma web.

El Fondo de Promoción del Desarrollo (FONPRODE) se configura como uno de los principales instrumentos financieros de la Cooperación Española, administrado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

El Fondo para la Promoción del Desarrollo, FONPRODE, entró en vigor en 2011, culminando la reforma del Fondo de Ayuda al Desarrollo (FAD) y absorbiendo el Fondo para la Concesión de Microcréditos (FCM), lo que supuso un avance fundamental en la política española de cooperación internacional para el desarrollo. El lanzamiento del FONPRODE proporcionó

En el momento actual, existe amplio acuerdo en considerar la Cooperación Sur Sur y Triangular (CT) como una modalidad de Cooperación que refleja los

cambios operados en el sistema internacional en las últimas décadas, en el que se ha ampliado considerablemente el número de países con influencia y capacidad de acción para promover desarrollo a nivel global.

El sistema de cooperación en general y la Cooperación Española en particular, no han sido ajenos a estas transformaciones. El sistema de ayuda tradicional en el que existía un grupo limitado de donantes y un amplio número de receptores, nítidamente diferenciados entre sí, ha sido sustituido por un escenario que busca cómo articular una Alianza Global para el Desarrollo con múltiples actores que comparten ciertos objetivos, aunque tengan diferentes responsabilidades y capacidades para su consecución.  Los Foros de Alto Nivel de Accra, Busan y Addis Abeba han situado como actores imprescindibles de desarrollo, y junto a los donantes tradicionales del CAD, a los gobiernos de los países en desarrollo, la Sociedad Civil y el sector privado.

Los indicadores socioeconómicos en América Latina dan lugar a una estructura en la que conviven países de renta media-alta, o incluso, alta, con países de renta media-baja. De acuerdo con ello, los países de renta media-alta han ido progresivamente asumiendo su responsabilidad para la mejora de las condiciones socioeconómicas de la región, convirtiéndose a su vez en actores de políticas de cooperación para el desarrollo. La Cooperación Sur-Sur y Triangular se configura, así como la modalidad ideal para dar respuesta a esta necesidad de mayor articulación entre todos los actores para lograr una cooperación para el desarrollo más eficaz y más acorde con la realidad del continente. Ante esta situación, España ha reflexionado acerca de cómo perfeccionar y diversificar sus instrumentos de cooperación al desarrollo, repensando sus estrategias.

La definición de CT adoptada por España es la consensuada  entre todos los países iberoamericanos en el ámbito del Programa Iberoamericano de Fortalecimiento de la Cooperación Sur-Sur PIFCSS  (Buenos Aires, marzo 2013) y es la siguiente:

“Modalidad de Cooperación Sur-Sur en la que participan un conjunto de actores que, pudiendo todos ellos realizar distintos tipos de aportes (técnicos, financieros u otros) se reparten el ejercicio de tres roles: El de los así denominados Primer Oferente y Receptor (uno o varios países en desarrollo en cada caso), y el de Segundo Oferente (país en desarrollo, país desarrollado, organismos regional o multilateral o alguna asociación de ellos). El rasgo diferencial de la CT está determinado por el rol del Primer Oferente, quien actúa como principal responsable del fortalecimiento de capacidades”.

Cabe resaltar por último que el gran avance que la Cooperación Sur-Sur y Triangular ha tenido en América Latina es un indicador del compromiso político de la región con esta modalidad. Este compromiso está permitiendo que países de diferente desarrollo trabajen conjuntamente, en un plano horizontal, para la mejora de las condiciones de desarrollo de la región y sus países.

De acuerdo con estos planteamientos, se asume que  la CT constituye una modalidad diferente y complementaria a la cooperación tradicional, que sitúa a los socios en condiciones de igualdad en la negociación y ejecución de los proyectos.  La CT permite afianzar alianzas entre países de la región y establecer acuerdos entre donantes tradicionales y países que están ya en condiciones de ofrecer cooperación. También favorece la apropiación pues genera confianza y se basa en principios de horizontalidad, reciprocidad e integración.

una herramienta financiera acorde con los requisitos de eficacia, coherencia y transparencia que impone la gestión de la ayuda al desarrollo.

El objetivo primordial del fondo es la erradicación de la pobreza, la reducción de las desigualdades e inequidades sociales entre personas y comunidades, la igualdad de género, la defensa de los derechos humanos y la promoción del desarrollo humano y sostenible en los países empobrecidos. Con este fin, el FONPRODE puede, básicamente, financiar proyectos y programas de desarrollo mediante créditos a Estados no ligados en términos concesionales,hacer aportaciones a fondos y vehículos de inversión privados en sectores prioritarios para la Cooperación Española; conceder créditos a Instituciones Financieras Locales para la financiación de programas de micro finanzas destinados a la inclusión financiera.

El Fondo, con una dotación presupuestaria anual a cargo de los Presupuestos Generales del Estado, está adscrito a la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación. La AECID es la encargada de la administración del fondo, a través de la Oficina del FONPRODE.

La actividad reembolsable del fondo se rige por el Código de Financiación Responsable, que establece las medidas para garantizar la coherencia de las operaciones financiadas con cargo al Fondo, dentro de los marcos de planificación de la política de cooperación al desarrollo y los estándares internacionalmente aceptados.

LA COOPERACIÓN FINANCIERA CON PANAMÁ

  1. Finanzas inclusivas

La Cooperación Española ha apostado en los últimos años por el fortalecimiento institucional del sector con el fin de incrementar el acceso de los microempresarios a la financiación especialmente para la ampliación de los servicios financieros a las zonas rurales más desatendidas. Para ello, ha puesto en marcha algunas operaciones:

El 26 de diciembre de 2014, el Consejo de Ministros aprobó la concesión de un préstamo a Soluciones de Microfinanzas, S.A. (Microserfin), por tres millones de dólares con cargo al FONPRODE.

El objetivo de esta operación es mejorar la situación de los microempresarios panameños impulsando el desarrollo productivo y aumentando la inclusión social de clientes provenientes de la Base de la Pirámide. Se espera generar más de 4.600 empleos con esta operación.

Esta operación retoma el camino iniciado con esa misma entidad unos años antes, en el marco de las actuaciones del extinto Fondo para la Concesión de Microcréditos (en adelante, FCM), que suscribió un préstamo, en noviembre de 2001 con la Corporación Crediticia Fundes S.A., en la actualidad Microserfin, por un importe de 2,7 millones de dólares. El objetivo fue el de facilitar la consolidación de la incipiente industria micro financiera existente en el país y potenciar su desarrollo en las áreas más desatendidas en el país, es decir, las situadas fuera del tránsito del Canal.

  1. Créditos Estado a Estado

Uno de los instrumentos con mayor potencialidad del FONPRODE es la concesión de créditos con garantía soberana al sector público de los países socios de la Cooperación Española, con carácter concesional y a largo plazo, para la financiación de proyectos de desarrollo.

Por ello, la AECID en Panamá está desarrollando una línea diagnóstica con miras a impulsar una línea de financiación de proyectos estratégicos de inversión pública, de tamaño medio, que sean priorizados por las autoridades panameñas.

El Plan Estratégico de Gobierno es el documento donde se enmarcan las prioridades gubernamentales y, por tanto, el marco general para la identificación concreta de operaciones de préstamo para apoyar la inversión pública.

En este contexto, el FONPRODE está llevando a cabo los trámites oportunos para la concesión de un crédito a Panamá por importe de 50 millones de dólares para la cofinanciación del Programa de Saneamiento de los distritos de Arraiján y La Chorrera, junto con otros cofinanciadores, con el fin de contribuir a la financiación de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Caimito.

Para mayor información sobre FONPRODE y las operaciones vivas: http://www.aecid.es/ES/la-aecid/fonprode

Para más detalles sobre el Programa puedes consultar la página del programa de saneamiento de la Bahía de Panamá en el siguiente link:

http://saneamientodepanama.gob.pa/descripcion-del-saneamiento-de-panama-oeste/

O bien la sección Agua Potable y Saneamiento en Líneas de Actuación en esta misma web.