Preparación y respuesta a desastres

La región ha experimentado notables avances en materia de reducción de riesgos y preparación y respuesta a desastres, con unos sistemas nacionales en general eficaces. Sin embargo, dos tercios de la población de la región vive en zonas de riesgo y es vulnerable a distintos tipos de amenazas, como desastres naturales (terremotos, huracanes, inundaciones, erupciones volcánicas, etc.), conflictos o las denominadas “otras formas de violencia” (OFV). America Latina y El Caribe es también una región crecientemente vulnerable a problemas derivados del cambio climático. Además de las vulnerabilidades que emanan de su situación geográfica, ALC presenta otros factores de riesgo: la región se caracteriza por diversas desigualdades, que pueden reducir la eficacia en los esfuerzos de prevención y respuesta, y posee una de las mayores tasas de homicidios del mundo.

Considerando todos estos factores y pese a la mejora de los marcos normativos e institucionales y la existencia de mejores capacidades en preparación y respuesta, a nivel nacional y regional, se considera que éstas aún son insuficientes y el apoyo internacional sigue siendo necesario y, en casos de grandes emergencias, imprescindible.

Se justifica así el trabajo y la priorización de la Oficina de Acción Humanitaria (OAH) de la AECID en este sector en la región considerando la preparación para la respuesta a desastres un componente esencial de la reducción del riesgo de desastres.

La respuesta a emergencias

​La Oficina de Acción Humanitaria propone un enfoque de intervenciones en emergencias basado en:

  • ​La preparación para la respuesta a crisis, por medio del fortalecimiento de capacidades locales y regionales, del apoyo a sistemas de alerta temprana y a planes de contingencia de organizaciones socias globales y regionales.
  • La coordinación en las actuaciones de respuesta, a través del Equipo de las Naciones Unidas para la Evaluación y Coordinación en casos de Desastre (UNDAC), y de la Oficina de la Secretaría General de Naciones Unidas para la Coordinación de los Asuntos Humanitarios (OCHA).
  • La actuación conforme a diferentes iniciativas internacionales de estandarización de las intervenciones, calidad y rendición de cuentas como los Principios del Grand Bargain, Proyecto Esfera, Compas Qualité, ALNAP y HAP, entre otras.

Además, para contribuir a la mejora y la eficacia de la respuesta de la Acción Humanitaria española en emergencias, la OAH cuenta desde el 31 de mayo con el proyecto START (siglas en inglés de Spanish Technical Aid Response Team), permitiendo a España contar por primera vez con un equipo sanitario de primer nivel de profesionales pertenecientes al sistema público de salud, listo para desplegarse en menos de 72 horas en cualquier rincón del mundo donde se produzca una emergencia humanitaria, posicionando a la AECID a la cabeza de las agencias donantes europeas en cuanto a respuesta humanitaria se refiere.

El proyecto START está clasificado por la Organización Mundial de la Salud como equipo especializado e igualmente se integra dentro de la EERC (European Emergency Response Capacity), un mecanismo organizado por la DG ECHO de la Comisión Europea para coordinar y aumentar la eficacia de la respuesta humanitaria europea, en el marco del Mecanismo Europeo de Protección Civil.

​​Los instrumentos de respuesta de una emergencia y post emergencia que utiliza la OAH se pueden clasificar en función de los agentes que ejecuten la intervención, ya sea la propia OAH y las Oficinas Técnicas de Cooperación de la AECID (respuesta directa), ya sean otros actores como ONG nacionales y extranjeras, organismos internacionales, entidades locales, etc (respuesta indirecta).

La respuesta directa se realiza a través de envíos humanitarios inmediatos tras una catástrofe desde los Centros Logísticos Humanitarios de Torrejón de Ardoz (Madrid) y UNHRD (UN Humanitarian Response Depot) en Panamá. La respuesta indirecta se gestiona a través de convenios de emergencia con ONG españolas y subvenciones de cooperación internacional a los principales actores humanitarios internacionales (ACNUR, UNICEF, CICR, OCHA y su Fondo Central para Respuestas a Emergencias –CERF-, OPS y FICR y su Fondo de Ayuda de Emergencia ante Desastres -DREF-).

La OAH ha impulsado un proceso para desarrollar y consensuar herramientas que unifiquen los criterios de respuesta de los equipos españoles que colaboran en los operativos directos. En este sentido, cuenta con el “Plan de Contingencias ante Crisis Humanitarias provocadas por desastres”, los “Procedimientos Operacionales Estándar para la respuesta directa ante desastres” y Protocolos de Actuación, en los sectores de salud, agua, saneamiento e higiene.

Link a la nota de prensa equipo START

http://www.aecid.es/ES/Paginas/Sala%20de%20Prensa/Noticias/2018/2018_05/31_start.aspx